Signos

Todo hace el amor con el silencio.Me habían prometido un silencio como un fuego, una casa de silencio.
De pronto el templo es un circo y la luz un tambor.
A.Pizarnik

3.2.09

¿Cuándo? ¿cómo?

En qué momento nos volvimos tan pelotudas?

Esta es la pregunta que ronda constantemente en las reuniones con mis amigas...
si eramos chicas que nos llevabamos el mundo por delante, si no queriamos atarnos a nada, ni a nadie. Si primero iba a estar la carrera, un trabajo estable de lo que nos guste y después, la familia feliz, los hijos la casa en medio del bosque y así seriamos mujeres satisfechas. Llorar por un muchacho no era para nosotras, seguro en algún momento, el príncipe azul iba a venir a rescatarnos de aquellos hombres que no nos merecían.

Veannos ahora y tendran la prueba de como las ilusiones de la adolscencia se estan quedando atrás, ya no son sólo los llantos, sino que hasta nos volvemos psicóticas: insultamos y pedimos perdón, lloramos y queremos matar, tenemos 15 años de nuevo y de repente 80.
La carrera va ahí despacito, pero primero el amor, primero hacer que ese otro (que no muestra un ápice de cariño, o que hace y deshace con nostras a su antojo) esté a nuestro lado, o no esté con nadie. De repente las prioridades se dan vuelta. Las necesidades son otras.

El futuro llegó hace rato, todo un palo ya lo ves.

Maldita transición veinteañera...

19 comentarios:

Algo en proceso de ser alguien dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Algo en proceso de ser alguien dijo...

Fácil, no te mates la cabeza dándole orden de prioridades a las asuntos ajenos del tiempo real. Viví los minutos, sin planificar nada.
Ya ves, nunca las cosas suceden como esperamos que transciendan, y con absurdas ideas futuristas nos perdemos de varias sonrisas reales.
CARPE DIEM

Café (con tostadas) dijo...

ay, ay... por qué me atacó este puto comentario de mierda de decir "pero a los 20?!?!?!"

Sí, recuerdo... en algunos casos empeora...

Blonda dijo...

Hola amiga!!! He vuelto...
Tal vez no somos pelotudas ahora, sino que eramos pelotudas antes, creyendo en el principe azul y el cuento donde comíamos perdices viendo a los niños correr en el jardin y los dos perros recién bañados jugando con un hueso...
No pierdo la esperanza, pero creo que el formato de la historia cambió...al menos para mi.

besotes linda!!!!!!!!!!! (te extrañé)

BLUEKITTY dijo...

jajajajajajaajjajajajaja, me hiciste reir... un día después de los 20 entendés algunas cosas más que no entendés en esa etapa de veinte. No es que vayas a dejar de llorar, pero aprendés cosas de vos misma, aprendés a estar con vos, sola con vos. Aprendés que los príncipes no existen, y buscás un hombre que te haga feliz, aun sin ser perfecto ( siempre dejarán la tapa del inodoro arriba y olvidarán fechas importantes), un día dejás de pensar que los demás tienen la solución para tu vida y vos agarrás las riendas, un día aprendés que vos sola podés, y salís a laburar o estudiar por un título. Un día... y sos toda una superada ;) igual disfrutá de los veintitantos!

Minerva dijo...

Sugiero que le llamemos "el sindrome de Susanita". Suele atacarnos a medida que crecemos.

vanina dijo...

jajaajj... pero hay que pasarlo para llegar a mayor seguridad y crecer. Todo pasa.

Tomás Münzer dijo...

Jajaja, creo que Blonda dio en el clavo, pelotudas eran antes, tal vez. Y como dijo otro por ahí, pará qué hacer lista de prioridades, como dijo alguien (hoy esyoy muy citador :P), la vida es lo que le sucede a uno mientras planifica otras cosas...
beso

PauLy dijo...

Ojala se quedara en los 20.... pero algo me dice que te sigue hasta los 30, y en los casos mas extremos, a los 40

Antonio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Antonio dijo...

Retiro lo dicho...existen personas que limitan cualquier accionar.

Dragon de Azucar dijo...

¿Tengo que responder o se van a dar cuentas solas...?

Saludos

Florcita dijo...

DRAGÓN DE AZUCAR: solitas, solitas, quedate tranquilo que tb nos da para eso...

Besos y sonrisas princesa que la transición no llegue a los 50! dios!!! jajjajaja! es el consuelo que me queda...

Florcita.

El Fantasma de Belgrano dijo...

El problema es sencillo (en su planteo, no así en su solución). Creo que aún siguen esperando un príncipe azul y lo seguirán prefiriendo antes que a un hombre real lleno de limitaciones. Se deciden por alguien que se parece al príncipe azul que soñaron pero que nos las trata como princesas, por sobre un plebeyo que las trate como reinas.
Es un gran problema de las mujeres (y de los plebeyos, más aún)

Geraldine dijo...

todas fuimos criadas con la idea del principe azul...mi vieja me decía:"ya vas a ver, va a llegar el hombre para vos y no te lo va a quitar nadie, tenés que esperar..."

Jess ʚïɞ dijo...

Completamente cierto, cambiamos nosotras, cambian nuestras prioridades, o se nos olvidan las prioridades y terminamos dejándonos llevar, buena reflexión,

besos,

Xaj dijo...

Uno se acostumbra a vivir a destajo hasta que se te acalambran las rodillas. Mirá hacia el sol, Je, es sólo un mal paso. La fotosíntesis sigue.

Abrazo.

Anónimo dijo...

jajajaj es muy cierto todo lo dicho..
yo estoy a un paso de
cumplir 20 dioss q horror , cambiar de decada es algo q me trauma pero
esa transiciom q vos comentaste me
viene sucediendo desde principios de
19 años..nose lo unico seguros
es q sigo creyendo en lo del principe azul aunque la unik diferencia
es q se q no sera perfecto, todo lo contrario
sera es apersona muy distinta a la
q una ves imaginamos pero
q nos sorprendera y al verlo tendremos la certeza de q es la persona indicada...
ese es mi parecer q cierto o no
yo creo para
no enloquecer :P
jajaj

besitos
muy bueno tu blog....

BeLiTaa......

=Jota= dijo...

hasta yo me siento pelotuda
sí, con A
pelotudA