Signos

Todo hace el amor con el silencio.Me habían prometido un silencio como un fuego, una casa de silencio.
De pronto el templo es un circo y la luz un tambor.
A.Pizarnik

2.11.08

Catarsis

Estoy a punto de romper una de mis leyes -otra más esta noche- me había prometido no hablar de hechos de un día o una noche de mi vida personal, que al menos debería tener una prosa medianamente poética pero en este momento necesito desahogar.


Todo comenzó más o menos así:

Hace exactamente un mes me separé definitivamente de mi novio -a partir de ahora mi ex/el tipo- desde ese entonces, fue una confusión gigante entre el amor y el odio. Días que lo odiaba con toda la furia y queria clavarle un cuchillo y días en lo que creía que así era mejor, que el me había hecho feliz en su momento y había otros días en los que lo extrañé con todo mi ser. En uno de los días buenos, volví a subirme a un escenario, el tipo no estuvo, era lógico, pero después por el envío fallado de un mensaje, me preguntó como me había ido. Detalles van, detalles vienen, terminó llamandome y dicendo que estaba muy linda, que quería hacer el amor conmigo y esas cursilerias típicas de la situación, en cuestión, yo no podía resistirme a sus encantos y arreglamos vernos al lunes siguiente. Ese mismo lunes, me mandó un mensaje diciendo que estaba muy cansado y ahí enfurecí. El tipo estaba jugando otra vez conmigo, y arremetí contra su fotolog, facebook y sms y todo tipo de tecnología que encontrara para recordarle que todo lo que el tenía hasta ahora, era producto de haber pasado dos años al lado mio (si una enferma pero bue). Como era de esperar recibí su llamado atiborrado de insultos. No lo quise ver más. Pero me olvidaba de un pequeño detalle, EL TIPO TENÍA MI ENTRADA PARA VER A GUASONES. Se negó, obviamente con excusas idiotas, a traermelá o llevarla a algún punto en común, por lo tanto, hoy día del recital guasonero, le tuve que ver la cara, justo en el momento en que lo estaba superando.
Nos encontramos en la puerta de Obras, una hora antes del show por lo que adentro intercambiamos unas palabras, en un momento dado de la conversación me da vuelta y me encaja un beso, de esos de novelas, me abrazó por la cintura, y yo obviamente, caí muerta. Quedamos en que cuando terminara el recital lo esperaba en el puesto de Lee-Chi para irnos juntos. Yo había caído otra vez en sus artilugios, a mitad del recital, cuando mi querido Soto empezó el acústico (cantando esas canciones que te parten el corazón) el tipo viene, me saca el vaso de gaseosa que tenía entre mis manos, respira y me dice: -No puedo quedarme después, me están esperando. Como una idiota irrumpí en llanto, lo putee, lo abrazé, le pedí que se quede conmigo una noche más, le dije que lo odiaba, que era un porquería de persona, que me lástimaba, que lo extrañaba, que como podía mirarse al espejo y no decirse que era una basura. No entendía. Me destrozó la noche, y el corazón una vez más como tantas. Se fue, se perdió entre la multitud y no lo ví más. Me volví a casa, llegué después de tres horas. Sigo llorando, me sigo diciendo a mi misma que soy una idiota, no me alcanzan los puchos para frenar los nervios. Soy un trapo de piso. Lo lograste. Querías que me arrepienta una y otra vez de haberte dado un beso allá por el 2006, lo lograste. DETESTO HABERTE CRUZADO EN MI CAMINO.

Gracias lectores por permitirme esta catarsis. Lo necesitaba.

4 comentarios:

Blonda dijo...

Uh...Y ahora? Pensemos, pensemos...Creo que es el karma de los ex...que cuando uno los ve siente que nos tienen en un puño por mas tiempo que haya pasado...El error fue el beso en la entrada, pero sos humana, y como yo, creés que el otro pudo cambiar, que ahora quiere, que ahora puede...No te des con el látigo, no pasa nada...aen algún momento se hará sólo recuerdo.

Besos y fuerzaaaaaaaa!

Anónimo dijo...

no te preocupes psicopatas hay en todos lados...dejalo pasar y mejor que se lo lleve otra como premio..

un pobre imbecil

Diego dijo...

Aquí hay dos cosas que no entiendo: a los tipos que desprecian a una buena mina, y la las buenas minas que se meten con tipos que las desprecian. Una de las tantas grandes incóngnitas del Universo...

Capitana del espacio dijo...

Consejito de una boluda que viene de pasar un duelo: No lo veas más!
Aunque duela, auqneu haya dias en que quieras correr a sus brazos, llamarlo, mandarle sms, intentá no hacer nada y todo pasa más rápido. SI lo hubiera entendido antes me ahorraba millones de lágrimas... Lee mi historia en mi blog y vas a ver que no miento!

Espero que te sea leve!
Un beso grande!